Síguenos en:

Cocínales

Publicado el marzo 31st, 2015 | por InOutRadio

0

CocínaLES: ‘Buñuelos de bacalao’

INGREDIENTES (para 1 lesbiana)

–      Averías y cosas que arreglar en casa

–      1 buñolera

–      Paciencia

fontanera

La buñolera, haciendo buñuelos en la cocina

PREPARACIÓN

En esta receta, lo más importante no es el plato en sí sino la persona que lo prepara. Y para hacer buñuelos, nadie mejor que una buñolera. También corren buenos buñoleros por el mundo, pero si lo que queréis son buñuelos de bacalao, es evidente que necesitáis a una mujer experta. Las hay de todo tipo: fontaneras, lampistas, albañilas, decoradoras… Y todas trabajan a domicilio. Por lo tanto, consultad las Páginas Amarillas y escoged la buñolera que más os guste, pero andaos con cuidado con los llamados “servicios de urgencias”, porque os pueden salir por un ojo de la cara.

Una vez que hayáis seleccionado la buñolera, la llamáis y quedáis con ella para que venga a vuestra casa. Lo más probable es que se presente rápido, al día siguiente de haberla llamado. Vendrá con su caja de herramientas y toda la parafernalia, dispuesta a empezar por donde le indiquéis. ¿Que el grifo de la cocina gotea? En un santiamén lo dejará roto del todo y ya tendréis el primer buñuelo hecho. Acto seguido tendrá que dedicarse a arreglar el escape de agua del grifo, claro, y por ahí llegará el segundo buñuelo, cuando, unos días después, os despertéis por la noche con agua hasta las cejas. Pero no avancemos acontecimientos, centrémonos en los buñuelos para el consumo inmediato. Con interruptores de la luz que no funcionan se hacen buenos buñuelos. Con zócalos de parqué despegados, también. Y con ventanas que no ajustan, puertas que chirrían y cajones que no cierran. A cada cosa, su solución. Y para cada una de las averías, un buñuelo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El plato, acabado

Ya veis que se trata de una receta fácil; lo único que tenéis que hacer es ir recogiendo los buñuelos que la buñolera vaya dejando a su paso, ponerlos en una bandeja si queréis comerlos enseguida o bien meterlos en una fiambrera si decidís guardarlos para otro día.

Eso sí, este plato puede resultar un poco caro, dependiendo de los honorarios de la buñolera y de lo solicitada que esté. Y si sus servicios incluyen algún buñuelo de tipo sexual, la factura subirá más aún. En ese caso, se recomienda escoger a una buñolera de buen ver. Sin duda alguna será tan chapucera en la cama como desatascando desagües, pero si os viene en gana pagar por sexo malo, allá vosotras, advertidas quedáis. Contra gustos…

 La Polli-Carme Pollina

http://www.directoalpaladar.com/recetas-de-aperitivos/receta-de-bunuelos-de-bacalao

 

 

 

 

 

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags:


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑