Síguenos en:

Cocínales

Publicado el febrero 16th, 2015 | por InOutRadio

0

CocínaLES: ‘Bacalao a la Vizcaína’

Hoy os proponemos reinterpretar uno de los platos más tradicionales de la gastronomía del País Vasco. Como ya sabéis, la cocina vasca tiene muy en cuenta el pescado, sobre todo el bacalao, y ahí en el norte lo preparan como nadie. Así que, para no entrar en una absurda competencia, vamos con una receta que se aparta un poco de la original, aunque, eso sí, mantiene todo el espíritu del auténtico Bacalao a la Vizcaína.

INGREDIENTES (para 2 lesbianas)

–      Tú

–      El bacalao

–      1 vizcaína

PREPARACIÓN

Para conseguir los mejores resultados, la preparación debe comenzar unas horas antes. Por ejemplo, si quieres hacer el bacalao a la vizcaína por la noche, como cena, tienes que empezar a prepararlo por la mañana.

Así, nada más levantarte de la cama por la mañana, coges el bacalao y lo dejas en remojo una hora, como mínimo. Puedes hacerlo en la cocina si quieres, pero es mejor en la bañera. Mientras esperas, lees una revista, o te entretienes con algo, pero no toques para nada el bacalao, tienes que reservarlo para la noche. Al cabo de una hora, más o menos, lo sacas del agua y lo secas con cuidado, y si ves que la piel del bacalao tiene escamas, se las quitas con delicadeza. Quítale también cualquier impureza o imperfección que veas, porque el bacalao tiene que estar perfecto.

Una vez limpio y seco, cubres el bacalao con una pieza de ropa de seda, y si no tienes nada de seda no te preocupes, el algodón también sirve. Resérvalo así todo el día, bien limpito y tapatido, mientras vas haciendo tus cosas.

Luego, hacia media tarde, lo destapas un momento para asegurarte de que el bacalao se mantiene en todo su esplendor. Si no fuera así, lo lavas de nuevo y repites el ritual de la mañana, y entonces ya te relajas en el sofá esperando que caiga la noche.

Llegada la hora de la cena, cuando suene el timbre de tu casa te levantas y abres la puerta. Si es la vizcaína, la haces pasar y le enseñas el bacalao, y si ves que le gusta la invitas a cenar. Sobre todo, asegúrate de que le guste, porque el bacalao es un plato muy delicado no apto para todos los paladares. Pero, si le gusta, ¡seguro que quiere repetir!

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags:


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑