Síguenos en:

Artisteando

Publicado el junio 30th, 2016 | por InOutRadio

0

Artisteando: Viky Frías presenta su poemario “Primavera feraz”, fruto de su experiencia frente al cáncer de mama

La poeta Viky Frías ha presentado en Barcelona su poemario más reciente, titulado Primavera feraz, que escribió durante los meses en que le fue diagnosticado un cáncer de mama y se sometió al tratamiento correspondiente.

La propia autora así lo explica al final del poemario: ‘Me detectaron un cáncer de mama en la primavera de 2015.

Las pruebas diagnósticas fueron dolorosas. La intervención quirúrgica, traumática. Por fortuna el tumor era pequeño y cogido a tiempo, y no fue necesario realizar tratamientos posteriores.

Desde que me lo diagnosticaron hasta bien cerrada la herida dejé de hablar con mis amistades y con la familia, me encerré a escribir poesía y a esperar.

Pasé por las cuatro fases semejantes a las de todo duelo: negación, rabia, depresión y aceptación.’

La presentación, que tuvo lugar en la librería barcelonesa Pròleg, fue a cargo de la poeta Concha García, quien destacó las cualidades de la autora como persona y como poeta. 

Viky Frías Ruiz es Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Sevilla, ha ejercido como profesora de Matemáticas en varios colegios e institutos de Madrid. Publica a partir de 1987 numerosos textos de matemáticas, participa en análisis de libros de texto desde el punto de vista del género y coordina unas jornadas de las que se obtiene la publicación Las mujeres ante la ciencia del siglo XXI. Publica también varias colecciones de cuentos infantiles no sexistas.

Ha colaborado en tres libros de poesía conjuntamente con otras poetas: Diálogo a cuatro manos (2009), Al otro lado de la voz y de la palabra (2011) y Miradas en los entresijos (2014). Ha publicado además un libro de aforismos, Pensamientos pequeños (2013). Actualmente vive entre Barcelona y Madrid y se dedica exclusivamente a la literatura.

Presentación Viky Frias

Escudo

Llamé,

lloré,

mis lamentos fueron escuchados.

 

Sentí

que todas las mujeres alfombra

adquirían la tercera dimensión,

se levantaban,

me rodeaban con sus cuerpos,

me reconocían

al tener estigmas como los suyos,

formaban un escudo resistente,

protector,

nadie podía penetrar

sin su consentimiento.

 

Cálidas,

abandonadas ya las dos dimensiones,

A unas les falta un pecho

a otras dos.

Todas tenemos la misma herida

de la que brotan hilillos de sangre.

Compartimos pensamientos

aguerridos

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags: ,


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑