Síguenos en:

Ágora Poética

Publicado el julio 9th, 2014 | por InOutRadio

0

Ágora Poética, con el grupo Laie de Poesia

Ágora-poética-julio-2014-DSC01311-1-300x225

 

NIT, MONTSERRAT GALLART

La seva vida era feta en fragments.

Se sentia retuda,res no tenia sentit. Covava

l’ou de la depressió al seu cor

i a les fosques. El sentia

que guanyava terreny, que l’envaïa.

La casa, gran i mig buida; els esforços

dels anys enduts pel vent, debades.

S’havia enganyat i cregut

(perquè la ment sol mentir)

les perles de la maternitat

que gronxaven les seves il·lusions.

Tenia un estel i l’havia

ben perdut. I ara no sabia

com recuperar aquell espai

-el sancta sanctorum de sí-,

que no és el de la ment

ni és el de la mentida,

en el qual tot és possible,

potser fins el perdó. Però ara

aquella absència l’esquinçava,

per més que algú li deia

que, paradoxalment,

al fons de la derrota

som invencibles.

 

INTIMITAT,   MONTSERRAT GALLART

Sola a la cambra,

la dona encén la llàntia

de cada vespre…

En el silenci de la nit demana

claror per conduir la vida,

i que s’ablaneixin

les pedres que un dia van ser sentiments

per gaudir una nova primavera.

El foc que, en enlairar-se, ja és tulipa

li tornarà la calidesa

de l’amor que conegué.

Convoca els esperits perquè li lliurin

de nou el cor i el cos de qui estima.

Que el pas implacable del temps

no s’endugui el cofre dels colors!

Que torni ben aviat

el roig de la cirera!


NOSTALGIAS DIVERSAS, CLAUDIA TRUZZOLI

Nostalgias donde pulsa la vida

encarnada en las presencias

de todas las personas

que acompañaron nuestro paso

por las complicidades cálidas,

la cotidianeidad compartida

con las amistades entrañables,

que aunque perdidas en el tiempo

nuestra memoria guarda

como un bien irrevocable.

Nostalgias de quienes fueron amores

y hoy algunos son nuestros amigos,

amores caducados que transforman

lo que ayer fue nuestro alimento

en cimientos que nos fortalecen,

nos pasean por los recuerdos

de lo que ofrecimos y nos dieron,

que rescatan lo mejor

del regalo de su afecto y  nuestra entrega.

Nostalgias gratas, sensibles,

luminosas y tiernas

que nos dan la fortaleza suficiente

para apartarnos de aquellas nostalgias

nocivas, insidiosas, dañinas,

las del rencor enquistado

en las palabras no dichas

que nuestro cuerpo doliente expresa

congelando el impulso que llama a la vida.


PRESENCIA CÓMPLICE,   CLAUDIA TRUZZOLI

Encuentro tu presencia en los pliegues de mis sábanas,

en el hueco que dejas en la almohada,

en el perfume en la toalla que utilizas,

en el detalle de un colgante dejado con descuido,

en el armario donde encuentro tu vestido,

en las intimidades de mi cuerpo

que registran las marcas de tu tacto,

en la memoria de sensaciones placenteras,

en el silencio de la casa llena de imágenes

que te recuerdan al marcharte.

Amor, cómplice del secreto de una entrega

en altas horas de la madrugada,

cuando los gemidos delatores de tu goce

entraron en mi alma sin precauciones

ni defensas

ansiando protección, fidelidad, acogimiento.

 

 

ALMAS,  VIKY FRÍAS

Ella tenía solo un cuerpo

pero varias almas;las fue perdiendo una a una:

en la primera decepción amorosa

cuando el hombre que amaba

se mostró violento

al nacer su hijo

síndrome de Down

cuando murió su madre

………………………………

 

Se adentraba en la vejez,

ya solo le quedaba

un alma pequeñita

que moriría con ella.

 

HUELLAS , VIKY FRÍAS

El cuerpo olvida,

la carne recobra su lisura,

la piel se tersa de nuevo

donde fue abollada.

La huella de las caricias

desaparece,

regresa en forma de arrugas

mucho después.
 

LIMPIEZA, ANNA COMAS

La boca negra del contenedor

engulle sin piedad

aquellos estratos de la vida

que podríamos definir

rememorando

un pasado sin libertad:

la familia, el municipio,

el sindicato.

Papeles escritos,

dossiers, carpetas, informes,

fotos odiadas o nostálgicas,

recuerdos familiares que

ya no lo son.

Políticos, personajes de oropel,

hechos, noticias, crónicas,

Reuniones sin fin,

para transformar la realidad,

para defender al compañero,

por responsabilidad social.

Ay, la boca negra,

amordazada con tiras de goma,

se traga horas y horas,

de trabajo, de dolor antiguo, no cicatrizado,

de entrega,

de hartazgo.

Horas sin sueño,

sesudos estudios,

sobre el género que nadie respeta,

sobre el ciudadano que protesta en vano,

sobre los profesionales

que querían ser importantes,

y no llegaron a nada;

nunca y nada,

hete aquí lo que se traga

el contenedor de negra boca.

 

Cuando me voy,

un pobre hombre, con su carrito

me pregunta: ¿Ha tirado papeles?

Sí, le digo: sólo papeles…

ELLA O ELL,   ANNA COMAS

Pits petits i rodons

de mugrons freds;

boca massa gran dibuixada

amb llapis de primavera.

Panxa illetrada

de tan plana,

forat del melic

que convida a investigar

sòcols enfosquits

per la tempesta de sentiments contradictoris.

Malucs estrets

que amaguen vergonyosos

aquell bosc negre,

que ja no hi és

perquè tu l’has esborrat

d’una revolada lenta.

Misteris desvetllats

abans d’hora;

cames avall,

llargues,

amb perdó de les cuixes

que s’escalfen l’ una a l’ altra,

sense l’ansietat

de l’amant ingenu.

Peus perfectes,

una mica grans,

que trepitgen segurs i ferms,

damunt la catifa,

que amagarà per sempre,

el secret d’aquesta nit d’estiu,

on l’abraçada nua,

d’ ell o d’ ella,

ofegarà el crit orfe

de no se sap qui…

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags:


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑