Síguenos en:

KtSales

Publicado el octubre 17th, 2017 | por (Admin) Ana Satchi

0

KtSaLES: Lucía Martínez en la revista VICE

El testimonio de Lucía Martínez recogido por la revista VICE

Recuperamos esta semana un interesante artículo publicado por la revista VICE, en el cual un grupo de personas explican cómo, cuándo y por qué salieron del armario. Una de estas personas se llama Lucía Martínez, tenía 18 años en el momento en que se realizó el reportaje, y este es su testimonio:

Julia Martínez, 18 años

Supe que me gustaban las chicas en 2013, a finales de año. Sé que sonará tonto pero empecé a mirar vídeos de una youtuber, que también era lesbiana y me pregunté si podía ser bisexual. Me olvidé de esta duda durante unos meses hasta que en junio de 2014 o así, se lo dije a mi mejor amigo y resultó que él también se lo preguntaba.

Pasó el verano y yo me fijaba más en chicas que en chicos, aun así creía que debía probarlo para saberlo. Me gustó bastante una chica durante el otoño de 2014 pero nunca se lo dije. En marzo, conocí a otra chica, de la cual me enamoré. En abril 2015 empezamos a salir. Ahora seguimos saliendo a pesar de que ha sido complicado.

Cuando compartí mi condición sexual con mi mejor amigo supe que me había encontrado a mí misma. Sabía que tenía que salir del armario, pero me daba miedo hacerlo.

Al principio se lo expliqué a las personas de mi entorno con las que tenía más confianza. Como mi novia era de mi mismo instituto empezaron los rumores y corrieron como la pólvora. En parte eso fue algo muy duro, pues era el centro de los cuchicheos y de las miradas extrañas.

Fue mi hermana pequeña, de 15 años, quien me “obligó” a decirlo en casa. Mi madre no se lo tomó demasiado bien y nuestra relación empeoró mucho. Mi padre, en cambio, lo aceptó perfectamente aunque se lo expliqué ocho meses después que a mi madre. Me entró mucho miedo.

Mi madre me dijo que no me etiquetara, que no podía saberlo si lo era o no. Recuerdo que me dijo muchas cosas incoherentes, me llamaba egoísta y decía que tenía que pensar también en mi hermana, porque le hacían muchas preguntas en el cole. Mi padre me decía que si yo era feliz así pues que no pasaba nada.

He tenido una sola pareja formal chica. Mi padre la conoce, mi madre sabe quién es pero no se la he presentado. Después de ver cómo reaccionó tuve miedo. Aparte parece que le tenga manía y creo que resultaría incómodo. De momento nadie más de la familia lo sabe.

Más de una vez, al ir con mi novia de la mano he escuchado todo tipo de comentarios, además de miradas. “¿Hacemos un trío?” “¡Lo que necesitáis es una buena polla!”. Incluso en el instituto había compañeros que se sentaban a nuestro lado cuando estábamos juntas y empezaban a cuestionar nuestra relación.

Una vez sales del armario te sientes liberado, como si un peso de encima te sacasen. Puedes ser tú mismo, sin tener que esconderte. A los que aún no se atreven a salir del armario les diría que no tengan miedo, que es maravilloso sentirse uno mismo sin necesidad de ocultar algo que en realidad es parte de ti, porque durante el tiempo que lo escondas no vas a ser feliz.

No hay nada que te alivie más que dar este paso, sin avergonzarte. Amar es algo muy bonito, así que nadie ni nada debería condicionar ese amor.

 No te pierdas el artículo entero visitando este enlace a la revista VICE.

Ya sabéis, si queréis contarnos vuestra experiencia saliendo del armario, o la de una persona de vuestra familia, amiga, conocida, desconocida… O bien enviarnos historias de ficción sobre este tema, podéis hacerlo a través del correo electrónico: info@inoutradio.com.
FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags: , , , ,


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑