Síguenos en:

The Moonflower

Publicado el febrero 14th, 2022 | por Esther Jiménez

0

Colette: Una inconformista en la Belle Époque, por Esther Jiménez

FacebookTwitterWhatsAppTelegramCompartir

InOutRadio · Colette: Una inconformista en la Belle Époque, por Esther Jiménez

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches! ¿Qué tal? Seguro que genial. Yo estoy súper feliz porque, tras siete días de confinamiento, ya soy libre. ¡Qué bonita es la vida cuando una se desconfina! Mucho ánimo a los que estáis confinados y recordad: Todo en esta vida pasa, tanto lo bueno como lo malo. Bueno, hoy vengo a hablaros sobre una película que no conocería si no fuese por mis padres. Gracias papá y mamá por este contenido lgbt. Esta película se llama “Colette” y digamos que me atrae doblemente porque no solo habla de safismo si no sobre feminismo en la literatura.

“Colette” se estrenó en 2019 y está dirigida por Wash Westmoreland. Este señor es también el director de “Siempre Alice”, una película de amor protagonizada por Eliot Page y Julianne Moore. La verdad es que pido perdón públicamente porque no he visto esta película aún pero es que sé que me voy a poner muy triste. En fin, en cuanto al reparto, tenemos ni más ni menos que a Keira Knightley. Aquella actriz que todos conocemos pero cuyo nombre nadie sabe cómo se pronuncia. Yo no sé qué tiene Hollywood con esta chica y las películas de época. La conoceréis de Piratas del Caribe, Orgullo y Prejuicio y Anna Karenina. También tenemos a Fiona Shaw haciendo de su madre y a Dominic West haciendo de Willy, el ex marido de Colette.

Pues bien, adentrándonos en la historia, “Colette” nos retrata la vida de la famosa autora francesa Colette. Esta señora escribió docenas de novelas, memorias, obras de teatro… Sus novelas más reconocidas son “Claudine en la escuela” (la cual sale en la película), “Chéri” y “Gigi”. Cabe destacar que esta chica, Sidonie-Gabrielle Colette, se puede decir que es una de las escritoras francesas más ilustres e innovadoras del siglo XX.

Pues bien, vamos a introducir el contexto histórico porque creo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de analizar esta película. Esta escritora nace en 1873 y muere en 1954. Ojo, esta es una fecha clave ya que nos encontramos en la Belle Époque. Una de las épocas más lúcidas de la historia de Francia, en concreto, de París. La belle époque o la época dorada de París comprende desde el año 1870 al año 1914 (Desde el final de la guerra franco-prusiana hasta el inicio de la primera guerra mundial vaya). El tema es que esta época está caracterizada por un sentimiento ultra positivo (aunque hay gente muriéndose de hambre por todas partes, como siempre), lleno de satisfacción, presidido por la elegancia, el refinamiento y el arte. En cuanto a este último, se puede decir que hay una culminación en el arte. Esta es la época del impresionismo, de los avances tecnológicos, de la construcción de la torre Eiffel, del Moulin Rouge, de los cancanes y por supuesto, de los artistas bohemios. Otro elemento esencial de esta época y clave en nuestra película es la moda. Era importantísima la manera en que la gente se vestía y aparecía en público. Yo creo que esto se ve reflejado en la película y que Colette fue una revolucionaria en cuanto al tema de la moda. De hecho, esta chica creó una nueva forma de vestir, digamos “más masculina” dentro de los arquetipos de aquella época. Digo entre comillas porque sabemos que vestir de forma masculina o femenina no es más que una construcción social. La cosa es que, con ayuda del pesado del marido de Colette, se crea una marca basada en la manera de vestirse de Colette, de Claudine. Aclaro, que Claudine es la protagonista de la novela “Claudine en la escuela” escrita por Colette. Y os voy a decir una cosa, olé Colette, olé esta señora porque ya me gustaría a mí haber tenido la fuerza y la valentía de haber vestido como me hubiese dado la gana en aquella época. Es que estamos hablando del siglo XIX ehh, me parece súper fuerte y admirable lo que esta mujer hizo. Además de luchar por la autoría de sus novelas que es la trama principal de esta película.

 
Hablando sobre el tema de la literatura, Colette es criada en un entorno rural y pobre hasta que se casa con Willy. Este la introduce al mundo Parisino y bohemio y le pide, o literalmente le fuerza, a que escriba novelas basadas en su vida para ser publicadas con el nombre de su marido. Vaya, le pide a su propia esposa que sea una escritora fantasma para él llevarse toda la fama y el dinero. Súper bonito y respetuoso todo. Intento empatizar con este personaje pero tengo que decir que me cuesta bastante. Sé que debería juzgarlo dentro de su contexto histórico pero es que vamos, vaya barbaridad. El tema es que, ¡giro inesperado!, las novelas escritas por Colette se hacen famosísimas porque claro, hay que tener en cuenta que desde el romanticismo (unos años antes) las mujeres están empezando a tener su sitio en el mundo de la lectura. Es decir, cada vez hay más lectoras. Y claro, evidentemente, este público se identifica con las novelas escritas por Colette. Con esto, Colette acaba enfrentándose a Willy reclamándole los derechos de sus obras y… perdón por este spoiler pero, tras luchas y luchar por recuperar la autoría de sus obras, esta gana su batalla. Además, consigue volver a escribir y publicar bajo su nombre, Colette. De verdad, ¡qué luchadora! Me parece un ejemplo a seguir.

Encima de todo, muy contenta porque esta señora se acostaba con mujeres y le importaba bastante poco lo que la gente opinase. Vaya icono feminista y lgbt. Además, hacia el final de la película, se nos desarrolla su relación romántica con Missy. Lo que me gusta de esta relación es que contrapuesta a la relación que tuvo con Willy quien literalmente la silenció durante muchos años, Colette es totalmente libre. Y claro, ¿no es el amor libertad también?



En fin, la chapa de hoy ha sido más pequeña. Quería hablar de esta película porque, es verdad que no la considero un peliculón, pero el mensaje que nos cuenta: una mujer luchando por ser libre y por tener su voz en el mundo es al final un tema universal. ¿Cuántas mujeres han luchado durante la historia por tener su propia voz, por no ser silenciadas, por amar a quien quieran amar? Bueno, agradezco a Colette porque seguro que ha sido fuente de inspiración para muchas personas. Espero que os guste si la veis y me contéis qué opináis… ¡Qué vaya todo bien! ¡Hasta luego!

Guion, locución: Esther Jiménez

 

Tags: , , , , , ,


Acerca de la autora

Soy una gaditana graduada en Estudios Ingleses y apasionada desde muy pequeña por la literatura, el cine y el teatro con representación sáfica. ¡Me encanta analizar y recomendar contenido Lbt!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Ir al principio ↑