Síguenos en:

Broken Hard

Publicado el mayo 28th, 2015 | por InOutRadio

0

Broken Hard: ‘Regeneración’

A veces, después de una ruptura, te cuesta creer que sigues entera. Lo más fácil es pensar que te has quedado sin una parte de ti, que vas a andar coja el resto de tu vida, que ya nada será lo mismo porque alguien se ha llevado algo esencial, irreemplazable. Cuando eso  ocurre, la clave está en transformarse, hay que dejar de ser una mujer de carne y hueso, al menos por un tiempo, para convertirse en otra cosa más maleable, más flexible. La Naturaleza puede ser de gran ayuda en estos casos, porque algunas especies animales y vegetales son claros ejemplos de seres vivos con una gran capacidad de auto regeneración. En definitiva, lo que nos hace falta después de una ruptura no es más que eso: regenerarnos a nosotras mismas para sentirnos enteras de nuevo. 

Regeneración

Existen pocos seres vivos tan maleables y autosuficientes como las estrellas de mar. Dejando aparte su incomparable belleza, las estrellas de mar tienen mucho que enseñarnos. Aunque, por su apariencia, se podría pensar que son animales muy frágiles, la verdad es que nada parece afectarlas.

Para empezar, las estrellas de mar tienen un sistema externo de digestión. Eso quiere decir que digieren lo que comen fuera de su organismo. ¿Os imagináis que pudiéramos hacer lo mismo? Sin duda, resultaría mucho más fácil “digerir” ciertas cosas que nos ocurren en la vida, como por ejemplo una ruptura sentimental. Si hiciéramos como las estrellas de mar, la pena se quedaría fuera de nuestro cuerpo y, por lo tanto, no invadiría nuestra alma ni nuestra mente, y seguramente todo sería mucho más llevadero.

starfishonthebeach9

Pero lo más fascinante de las estrellas de mar es que pueden auto regenerarse completamente a partir de uno de sus brazos, ¿no es genial? Eso significa que, si la estrella pierde un brazo, éste vuelve a crecer al cabo de poco, se reconstruye, y también es posible crear una nueva estrella a partir de uno de sus brazos. Es lo que se llama “reproducción asexual”, muy idónea también para nosotras, las lesbianas, ¿no?

Está claro, tenemos mucho que aprender de las estrellas de mar, así que, ya sabéis, ante una ruptura, hay que convertirse en estrella durante un tiempo, para poder reconstruir lo que se ha perdido por el camino.

Además, ser estrella de mar tiene otras ventajas, empezando por la tranquilidad del medio marino en que vive esta especie y acabando por su belleza sin igual… Sí, hay que ser estrella si se quiere brillar con luz propia, eso sin contar que se acerca la Navidad y que las estrellas van a estar por todas partes… 

La Polli- Carme Pollina

(vídeo Youtube: estrella de mar girándose)



FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags: , ,


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑