Síguenos en:

Cocínales

Publicado el enero 26th, 2015 | por InOutRadio

0

CocínaLES: ‘Perritos calientes’

INGREDIENTES (para 2 lesbianas)

– 1 perrito semental

– 1 perrita en celo

– 1 parque

PREPARACIÓN

Hay platos que sirven para iniciar una relación; otros, para romperla; y no hay duda de que los perritos calientes sirven para rastrear, es decir, para aquello que se dice tan a menudo de “encontrar una amistad y lo que surja”. Pues bien, para hacer amistades, nada mejor que los perritos calientes. ¡Ojo! ¡Solo valen animales caninos! Intentar esta receta con cualquier otra mascota es muy difícil, y en algunos casos, imposible. Nadie saca a pasear a su gato, menos aún a su periquito. Y si hablamos de animales exóticos como boas o camaleones, la cosa se complica más todavía…

Si ya tenéis perrito o perrita, mejor que mejor. Si no, podéis adoptar vuestra mascota en cualquier asociación de animales, o bien comprarla, según vuestro bolsillo. No hace falta que el animal sea de raza, el único requisito es que mantenga intacto su sistema sexual-reproductor, porque si no, difícilmente se pondrá caliente, y la receta se irá al traste.

Escoger el mejor momento para la receta no es nada complicado, consiste simplemente en conocer bien a vuestro animal y en estar al tanto de su ciclo sexual. Cuando veáis que está en celo, sacáis a vuestra mascota de paseo, donde sea, cualquier parque servirá. Y esperáis. Pronto se acercará otro ejemplar de su misma especie con las mismas necesidades, acompañado por su amo o ama. Mientras los perritos calientes van haciendo de las suyas, se trata de que vosotras también hagáis lo que podáis, según vuestras preferencias. Es el momento de entablar amistad “y lo que surja” con el propietario o la propietaria del animal que se está desahogando con vuestra mascota. Yo, de vosotras, esperaría hasta que llegara una mujer de buen ver. Si no la encontráis a la primera, no pasa nada, afortunadamente, las épocas de celo se van repitiendo, tened paciencia, ya llegará la candidata adecuada. Cuando llegue, sabréis que es ella porque la conversación será fluida; la mirada, sostenida; y las risas, abundantes. Si eso ocurre, procurad no mirar demasiado la actividad de los perritos calientes, porque, para bien o para mal, la calentura se contagia… ¡Buen provecho!

http://www.directoalpaladar.com/recetas-de-carnes-y-aves/receta-de-perritos-calientes

 

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags:


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑