Síguenos en:

Desconocidas & Fascinantes

Publicado el junio 27th, 2016 | por InOutRadio

0

Desconocidas & Fascinantes: (Sister) Rossetta Tharpe, la madrina del rock and roll por Eulàlia Amigó

Una mujer negra y una guitarra: no es una imagen muy frecuente y menos en la primera mitad del siglo XX. Sin embargo, existen excepciones y una de las más notables es, sin duda, Rosetta Tharpe.

rosetta tharpe1

Su influencia musical es enorme y no se detiene en el gospel, género en el que se formó y triunfó, sino que abarca hasta los inicios del rock and roll. En efecto, su forma de tocar la guitarra influyó en el guitarrista Chuck Berry y su carisma en el escenario contribuyó decisivamente a formar la personalidades artísticas de Elvis Presley y Jerry Lee Lewis. Johnny Cash reconoció que Rosetta Tharpe había sido su cantante favorita en sus años de formación. Ella fue quien descubrió en 1947 a Little Richard al que invitó a cantar por primera vez en uno de sus conciertos: Richard admitió más tarde que el aplauso que recibió en aquel momento fue lo mejor de su carrera.

La canción Strange Things Happening Every Day se convirtió en 1945 en el primer gospel que cruzó la frontera de la música popular y llegó al número dos de la lista de R&B (Rhythm and Blues), llamada por aquel entonces Race Records. Se considera dicha canción una precursora del rock and roll.



En 1938 Rosetta Tharpe participó en uno de los conciertos From Spirituals to Swing que presentaban un amplio panorama de la música afroamericana del momento junto a otra estrella induscutible del universo gospel, el aclamado Golden Gate Quartet. Como afirmó Howard Taubman, crítico musical del New York Times de la época, “cantaba himnos sagrados que tenían el ritmo y el compás de temas menos religiosos”.



La popularidad de Rosetta Tharpe era tal que no solo encabezó el cartel del Café Society Dowtown y el Apollo, dos de los locales más prestigiosos de Nueva York, sino que también actuó en el célebre Cotton Club. Además, fue la única artista de gospel junto con el ya mencionado Golden Gate Quartet cuyos temas fueron grabados para animar a las tropas americanas durante la Segunda Guerra Mundial. 

¿Pero de dónde había salido semejante estrella? Rosetta nació en 1915 en la pequeña localidad de Cotton Plant (Arkansas) en el seno de una familia de recolectores de algodón. No sabemos mucho de su padre, excepto que al parecer cantaba. Sí sabemos más acerca de su madre, Katie Bell Nubin, cantante e intérprete de mandolina, perteneciente a la Iglesia de Dios en Cristo (Church of God in Christ en inglés), una congregación de tipo evangelista donde se daba suma importancia a la música y al baile y en la que incluso se permitía predicar a las mujeres.

RosettaTharpe1930s_FromRoxieMoore_tx800

De la mano de su madre, la pequeña Rosetta empezó a cantar y a tocar la guitarra a la temprana edad de cuatro años, lo cual la convirtió en una niña prodigio. A los seis años, madre e hija abandonaron al padre para formar parte de un grupo de evangelistas itinerantes que actuaba en unos espectáculos mezcla de culto y de concierto por todo el sur de Estados Unidos. A mediados de los años veinte se establecieron en Chicago donde Rosetta alcanzó la fama como guitarrista en un tiempo en el que pocas mujeres negras lo conseguían, salvo una grande del blues como Memphis Minnie.



En 1934 Rosetta se casó con Thomas Thorpe, un pastor de la Iglesia de Dios en Cristo a instancias de su madre. El matrimonio resultó ser un fracaso ya que el único objetivo de Thorpe era beneficiarse del talento de su esposa por ello madre e hija se trasladaron a Nueva York en 1938, ciudad que la catapultó al estrellato. A pesar del desenlace de esta boda y aun cuando no fue la última, Rosetta adoptó una variante del nombre de su primer marido como nombre artístico.



A partir de esa fecha, Rosetta grabó tanto material sacro como profano acompañada por las más famosas orquestas de jazz del momento, en especial la de Lucky Millinder. Recibió críticas furibundas por parte de los miembros más conservadores de la comunidad religiosa que no podían entender no solo que cantara temas explícitamente sexuales, sino que usara una mezcla de letras gospel con melodías profanas en sus actuaciones. Sin embargo, el público enloquecía y sus canciones se convertían en éxitos inmediatos. En 1943 Rosetta decidió dejar el circuito de las grandes orquestas (se cree que por no tener el control sobre el tipo de material que grababa) y volver a sus orígenes como cantante de gospel. La hermana Tharpe volvía al redil. 

Rossetta Tharpe-Marie Knight

En 1946 Rosetta descubrió a Marie Knight actuando en un concierto de Mahalia Jackson, la gran diva del gospel. Inmediatamente reconoció su talento y la invitó a salir de gira con ella. Marie era una estupenda contralto y constituía el contrapunto ideal a la voz de soprano de Rosetta. Juntas podían funcionar como una auténtica banda ya que Marie tocaba el piano y la percusión y Rosetta, la guitarra y en ocasiones el piano.

En sus actuaciones reproducían el esquema de la santa (Rosetta) y la pecadora (Marie) en el que la pecadora se arrepiente y se convierte a la fe. Según Gayle Wald, profesora de la Universidad George Washington de Washington, D.C., especialista en estudios de género y cultura popular americana, así como biógrafa de Rosetta, en el mundo de la música la relación amorosa entre las dos era un secreto a voces, pero fuera de éste, el desconocimiento era total, al estar Marie casada y ser madre. La relación se rompió en 1951 a raíz del trauma que sufrió al perder a sus dos hijos en un incendio. No obstante, siguieron actuando de forma puntual y a la muerte de Rosetta, Marie ayudó a preparar el funeral. No fue su única relación lésbica, pero se desconocen detalles concretos.



A lo largo de los años cincuenta, Rosetta continuó con sus conciertos viajando por todo el país en su propio autobús en el que estaba obligada a confinarse debido a la segregación racial. A pesar de ello, fue capaz de desafiar la ley al contratar como acompañantes al grupo vocal de gospel The Jordanaires, compuesto íntegramente por hombres blancos.



A finales de la década, la estrella de Rosetta empezó a declinar por la aparición del fenómeno musical que, paradójicamente, había contribuido a crear: el rock and roll, dominado por hombres blancos jóvenes.

Rosetta Tharpe2

Aunque en 1957 fue contratada para realizar una gira en Gran Bretaña, fue en 1964 cuando en pleno resurgir del interés por el blues embarcó hacia Europa como integrante de la Blues and Gospel Caravan en la que también actuaban entre otros el cantante y guitarrista de blues Muddy Waters. Su carrera se desarrolló entonces entre Estados Unidos y Europa hasta que en 1970 se le amputó una pierna como consecuencia de la diabetes que sufría. A pesar de que su último concierto tuvo lugar en Dinamarca en ese mismo año continuó grabando hasta 1973, fecha en que murió.

La influencia musical y artística que ejerció en los músicos antes mencionados, así como también en Aretha Franklin y Tina Turner, la hacen merecedora del apodo de madrina del rock and roll. Ella constituye el puente entre la música religiosa y la música profana, años antes de la aparición de Ray.

Para saber más:

Sister Rosetta Tharpe: The godmother of Rock & Roll, documental de Mick Csaky (2011)

Shout, Sister, Shout, Gayle Wald, Beacon Press (2008)







 

 

 

 

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags: , , , , ,


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑