Síguenos en:

Artisteando

Publicado el octubre 10th, 2018 | por (Admin) Ana Satchi

0

Artisteando: Jefas malas, falsas novias, falsas bodas… Recomendaciones de literatura lésbica desde Librería Cómplices

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Compartir

“Tan cerca tan lejos” de Georgia Beers

Gretchen Kaiser es una ejecutiva de empresa adicta al trabajo con muchos asuntos que resolver: problemas con su padre, los problemas de una mujer ejecutiva en un mundo dominado por los hombres, y relaciones de una sola noche. Lo que no tiene son problemas amorosos. No busca amor, no lo necesita y tampoco espera encontrarlo… y mucho menos delante de sus propias narices.

Kylie O’Brien es una mujer que cree en el amor verdadero y desea que algún día llame a su puerta. Su mejor amiga, Mick, saltaría de alegría si le diese ocasión, pero Mick no suscita en Kylie los sentimientos que nacen del verdadero amor. Y para colmo, Kylie tiene problemas con su nueva jefa: la gélida reserva de Gretchen Kaiser convierte su trabajo de secretaria en un reto. No importa que Gretchen sea extremadamente atractiva y posea una voz preciosa y suave como el chocolate derretido. No puede ser…

TRADUCCIÓN DE RAQUEL VÁZQUEZ RAMIL

“Mis besos no son de cualquiera” de Marta Garzás

Dicen que los amigos son como nuestra segunda familia y, en mi caso, es un hecho muy real. Max, Nancy, Patricia y Peter son una parte esencial de mi vida. Puede que les oigáis decir que soy algo alocada, sexy, imponente y muy descarada, pero no os creáis ni la mitad, son bastante exagerados. La verdad es que tengo una vida social y laboral envidiables pero, si hablamos de la sentimental, es un completo caos porque me encanta jugar y eso conlleva ciertos riesgos. A María la vuelvo loca y a mi jefa… Bueno, el hobby de Kenet es hacerme la vida imposible y el mío, conseguir que pierda los nervios. En mi juego de seducción solo tengo una regla básica: mis labios están prohibidos. Creo que los besos tienen más valor e importancia del que la mayoría de la gente les da: son el reflejo del alma y no se pueden fingir. Por eso yo solo se los doy a quien considero especial. ¿Tiene algún sentido?

Marta Garzás nos ofrece una historia que se lee con la misma intensidad con la que la viven sus personajes.

“Placeres ocultos” de Julia Wood

El cambio del milenio se acerca y lo mismo sucede con el 40 cumpleaños de Nikki. Lleva casada veinte años y está harta de su papel de esposa trofeo en una pequeña ciudad donde no puede luchar adecuadamente para lograr sus elevadas aspiraciones profesionales. Anteriormente todas sus aventuras sáficas habían sido llevadas en secreto, pero cada día se siente más atraída por las mujeres. La energía sexual de Nikki empieza a ser más fuerte que ella y está convirtiendo a aquella eficiente ejecutiva de marketing en una déspota. En cambio, Georgie, una joven escritora, siempre ha llevado con orgullo su lesbianismo. No obstante, ambas tienen algo en común: en plena fiebre del milenio las dos buscan acción y satisfacción. Cuando se conozcan, la combinación será explosiva. Un libro audaz y sorprendente en el terreno de la sensualidad y el erotismo. Las protagonistas inician un juego de seducción lleno de deseo e inteligencia en el que, desde el principio, las dos niegan el amor. No te lo pierdas.

 

“Una isla para dos” de Ruth Gogoll

Después del rotundo éxito de ‘Taxi a París’, Ruth Gogoll nos presenta esta nueva novela donde Danielle, una alta ejecutiva madura y experimentada para quien el amor es sólo un juego, consigue seducir a Andy, una mujer más joven que ella, ingenua, sencilla y trabajadora. Un viaje por el Mar Egeo es el principio de una estrategia de seducción, en la que competirán la experiencia y la inocencia. Esta novela no cuenta sólo una historia de amor. Es un recorrido por los sentimientos de dos mujeres que se enfrentan a sus deseos, en una batalla en la que ambas, a su manera, consiguen salir victoriosas.

“Son sus besos” de Elisabeth Dean

Liderar el equipo de guionistas de una cadena de televisión lesbiana (Lesbian TV) de nueva creación parece un sueño hecho realidad para la generosa y trabajadora C.J. Jansen. La pena es que la cadena está dirigida por la examante de C.J., Debbe Lee, apodada la Dama Dragón: una mujer que usaría la bandera arcoiris para estrangular a alguien, sin despeinarse siquiera, por haber tenido una idea creativa desafortunada. Además de tener las máquinas expendedoras cargadas de antiácidos (para los días malos) y de cuchillas de afeitar (para los días muy malos), C.J. no da abasto tratando de impedir que su equipo se acueste con las estrellas y, al mismo tiempo, intentando encontrar una programación demoledora que mantenga a los telespectadores pegados a la pantalla, y a Debb lejos de ellas. Lo último que la agotada C.J. necesita es un romance. Aun así, quizás viva uno… Al tiempo que la historia despega, la cadena asciende imparable hacia una lluvia de premios y galardones. “Son sus besos” demuestra que en la vida, el amor y la televisión ¡los mejores momentos nunca siguen el guion!

Tags: , ,


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Ir al principio ↑