Síguenos en:

Delirium Premens

Publicado el enero 2nd, 2017 | por InOutRadio

0

Delirium Premens: ‘Euforia’

Ah, la euforia… Qué increíble sensación de placer, de poder, de pensar que somos capaces de cualquier cosa… La euforia premenstrual nos hace sentir como la Mujer Biónica, cuyos poderes sobrenaturales no tenían límite. El mundo del marketing conoce muy bien el poder de la euforia, y por eso la marca Calvin Klein ha desarrollado un perfume femenino que se llama precisamente así, “Euphoria”, y que se promociona publicitariamente como “evasión, misterio, predominancia de los sentidos. El nuevo perfume femenino de Calvin Klein desprende una turbadora feminidad, (…) una borrachera de sentidos”. No saben, sin embargo, que durante los días previos a la menstruación las mujeres no necesitan añadir más euforia a la que ya llevan encima…

Euforia

Curioso estado, la euforia, y difícil de definir. Si hacemos caso del diccionario de la RAE, la euforia es la “capacidad para soportar el dolor y las adversidades”. Si esto es así, está claro que, históricamente, la mayoría de las mujeres somos unas eufóricas del copón, más que nada por la cantidad de dolor y adversidades que nos ha tocado soportar.

Otra de las definiciones del Diccionario, quizá la más lógica y la que a todas nos viene a la cabeza de inmediato al hablar de euforia, dice así: “estado de ánimo propenso al optimismo”. Es verdad. ¡Cuánta razón! Para muchas, poco antes de menstruar todo es puro optimismo, nos sentimos superwoman, capaces de todo, aumenta nuestra creatividad, nuestra libido, nuestra autoestima… Hasta que nos baja la regla… A partir de ese momento, todo baja y muchas cosas duelen, tanto en el plano físico como en el mental. Y encima nos sentimos culpables por la euforia de los días pasados, por haber creído que éramos capaces de cualquier cosa… Y es que la euforia premenstrual se parece mucho a la euforia que provoca la salida del armario. Cuando empiezas a contarle a todo el mundo que eres lesbiana, te sientes tan liberada que crees que tu vida acaba de empezar y que nada podrá pararte… Hasta que llega el bajón, y el bajón llega cuando te preguntas: “vale, soy lesbiana, ¿y ahora qué hago?”…

Pero volvamos por un momento a las definiciones de euforia, porque todavía no hemos comentado la más interesante. Dice así: “sensación de bienestar, resultado de una perfecta salud o de la administración de medicamentos o drogas”. Claro, ahí está la clave, en las drogas, y cualquiera que lea esta definición, principalmente los hombres, pensará seguramente que las mujeres, además de ser unas histéricas con trastorno bipolar, nos drogamos. Y a lo mejor hasta cierto punto es cierto, porque si no, no se entiende que algunas mujeres continúen en estado de euforia después de la menopausia, y que otras se dediquen a escenificar farándulas psicodélicas… ¡A saber qué se meten!…

Carme Pollina – La Polli



FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags:


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑