Síguenos en:

Cocínales

Publicado el febrero 22nd, 2016 | por InOutRadio

0

Judías pochas con chorizo

Hoy vamos a dedicar atención especial a las legumbres, un alimento básico en la pirámide alimenticia que no debe faltar en la dieta de ninguna lesbiana. Y entre las legumbres, hemos escogido a las judías, por dos razones: a) porque las católicas son sosas y cansinas; b) porque las judías son económicas y, por ello, asequibles para todos los bolsillos. En principio, vamos a explicar cómo preparar unas judías pochas con chorizo, pero ya os aviso que, a lo mejor, el resultado es otro bien distinto.

INGREDIENTES (para 1 lesbiana)

–      Unas cuantas amigas lesbianas, de religión judía

–      1 chorizo

–      Chirlas (tantas como amigas lesbianas)

 

PREPARACIÓN

Lo interesante de este plato es que, para prepararlo, primero hay que deconstruirlo, es decir, deshacer los elementos que lo componen. Y para eso hay que analizarlo minuciosamente, igual que probablemente haría una de las grandes, Carme Ruscalleda, a la hora de elaborar una de sus exquisiteces de alta cocina. Empecemos, pues, por analizar las judías. Curioso caso, el de las judías. Lo que tenemos que averiguar en primer lugar es por qué están pochas. ¿Y cómo lo sabremos? Pues preguntándoselo, una a una si hace falta, pero siempre es mejor que entre ellas escojan a una delegada que hable por todas, para no armar un barullo innecesario en la cocina. Una vez designada la delegada, os la lleváis un momento aparte para hablar con ella. Si hace falta, la invitáis a un gin-tonic, más que nada para que se le suelte la lengua y hable sin tapujos, aunque, por lo general, las judías hablan con bastante facilidad. La delegada os podría decir que el problema está en la cebolla del sofrito, que tiende a repetir y a provocar digestiones pesadas. O en el punto de sal, que si no se controla como se debe controlar, luego les da mucha sed. Pero no, en este caso el problema es el chorizo. Claro, estaba cantado. ¿Cómo no iban a estar pochas las judías con un chorizo enorme rondando por ahí, entre ellas? Se sienten incómodas, cómo no.

Ahora que el problema está detectado, todo es coser y cantar. Basta con retirar el chorizo y sustituirlo por unas chirlas frescas, una para cada lesbiana. Veréis qué contentas se ponen con el cambio. El plato final será otro, claro, en lugar de judías pochas con chorizo tendréis unas deliciosas judías marineras con chirlas, pero la cocina nunca es una ciencia exacta. Y además, lo importante es que las judías estén contentas. Lo estarán, no os quepa la menor duda. Y si encima os las coméis, mucho más…

Carme Pollina-La Polli

 

judias_chirlas

judias_chorizo

http://la-cocina-paso-a-paso.blogspot.com/2007/10/pochas-judas-o-alubias-frescas-con.html

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags:


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑