Síguenos en:

Delirium Premens

Publicado el julio 25th, 2016 | por InOutRadio

0

Delirium Premens: Cansancio

El cansancio, otro de los síntomas del síndrome premenstrual, esa sensación de agotamiento físico, y a veces también mental, que nos deja extenuadas los días previos a la menstruación, esos días en los que parece que no podemos arrastrar las piernas, ni el alma, y no hay nadie que pueda —ni quiera— hacerlo por nosotras. La Polli dice que, si fueran los hombres quienes tuvieran la regla, estarían de baja una semana al mes. Yo creo que serían dos…

Cansancio

En el blog FEMINIDADES hemos encontrado algunos consejos para combatir el cansancio, aunque no sé si nos convencen demasiado:

Comer carbohidratos complejos ricos en fibra, como pan, pastas o legumbres.

(el pan, pase, pero las pastas y las legumbres hay que cocinarlas, y ya hemos dicho que estamos demasiado cansadas para hacer nada).

– Incorporar a la dieta alimentos ricos en vitamina B: pollo, verduras, pescado y fruta.

(vale, incorporaremos todo eso a nuestra dieta cuando no estemos cansadas, pero mientras tanto, las sopas de sobre y los platos precocinados son más rápidos de preparar).

Beber un vaso de agua cuando nos sentimos cansadas.

(sí, claro, ¿para tener que ir a hacer pis cada diez minutos? ¡que estamos cansadas y no queremos movernos! ¿Cómo hay que decir las cosas?) 

Tomar té en vez de café, ya que posee antioxidantes que ayudan a disminuir la sensación de estrés.

(otra vez con lo mismo: el té es diurético, ¡nos mearemos vivas porque no tendremos tiempo de llegar al lavabo! En cambio, el café retiene líquidos).

Como postre, tomar yogures light (no saben a nada), huevos duros (apestan), manzanas (son más bien sosas), nueces (engordan), etc.

Pasear.

(pero, a ver, ¿alguien nos escucha? ¿No hemos dicho que no podemos arrastrar las piernas? ¿Cómo se supone que tenemos que salir a pasear?)

– Hacer pausas de unos cinco a diez minutos cada dos o tres horas en el trabajo.

(eso, que se lo cuenten al jefe o a la jefa…).

– Buscar la luz y el aire después del trabajo, tras muchas horas sentada frente al ordenador.(bueno, depende de los gustos de cada una, las hay que prefieren tomarse unas cañas en un pub con ambiente cargadito para relajarse y descansar… Y además, no todas trabajamos con el ordenador…).

Que no, que estas medidas preventivas no parecen muy efectivas. Pero las que se proponen en el vídeo promocional “nutrición estética” tampoco son mucho mejores. Para empezar, dicen que no debemos dejar sonar el despertador más de una vez para alargar la estancia en la cama. Perfecto, entonces lo apagamos a la primera y seguimos durmiendo todo el día, ¿no? Luego nos dicen que practiquemos aromaterapia de limón. Yo no sé vosotras, pero yo no me veo con un limón pegado a la nariz todo el santo día… Que consumamos alimentos con vitaminas en el desayuno y, sobre todo, que comamos alimentos con D-ribosa. ¿Alguien sabe qué coño es eso? Porque yo no tengo ni idea, así que he investigado un poco en la Wikipedia, donde se dice que la D-ribosa es un “monosacárido o azúcar simple”, pero no se indica en ningún momento qué alimentos lo contienen. Vale. Muy bien. Muchas gracias por la ayuda. Visto lo visto, lo mejor que se puede hacer cuando ataca el cansancio premenstrual es lo mismo que llevamos haciendo las mujeres toda la vida: seguir apechugando con todo como si tal cosa y, al llegar a casa, despachurrarnos en el sofá o meternos en la cama. Y esperar hasta que el temporal amaine…

 

La Polli-Carme Pollina

(vídeo: “Recomendaciones para evitar el cansancio – Nutrición estética”)



 

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags: ,


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑