Síguenos en:

Cocínales

Publicado el agosto 3rd, 2016 | por InOutRadio

0

CocínaLES: Sándwich americano

Vivimos en una sociedad donde el tiempo es un bien escaso. Nos pasamos el día corriendo de un lado a otro, y eso puede perjudicar nuestra dieta y nuestros hábitos alimenticios. Por eso, en las Recetas de Cochina, os proponemos un apaño para salir del paso, aunque, eso sí, un apaño muy sabroso. Se trata de un sándwich al más puro estilo americano, con un relleno potente y espectacular, muy fácil de preparar y que, de buen seguro, os quitará el hambre… 

INGREDIENTES (para 1 lesbiana voyeur)

  • 2 lesbianas de molde
  • 1 ex americana (de ahora en adelante, “esa”)

PREPARACIÓN

El sándwich americano es un clásico de la gastronomía transoceánica, el rey de la comida rápida. Por eso no es conveniente abusar de él, hay que reservarlo solamente para ocasiones de vital necesidad, cuando no tenemos tiempo para preparar algo más elaborado y nos vemos obligadas a salirnos de nuestra saludable dieta mediterránea.

Por otra parte, este plato sólo lo podéis preparar las que tengáis una ex americana con quien hayáis terminado de muy mal rollo. Aunque haga siglos que no hayáis hablado con ella, un día la llamáis y la invitáis a pasar unos días en vuestra casa. Seguro que acepta, porque a los americanos y a las americanas les encanta España, entre otras cosas porque aquí pueden hacer todo lo que tienen prohibido en su país, el país de la libertad…

Cuando llegue la americana, la saludáis con efusión y la instaláis cómodamente en vuestra casa, que se sienta agasajada y no pueda ni imaginarse lo que le viene encima. Después, compráis un paquete de lesbianas de molde en una lesbianería de confianza que os quede cerca de casa. Comprobad siempre la fecha de caducidad, cuanto más lejana, más tiernas estarán las lesbianas. Cogéis dos lesbianas de molde, las untáis con crema de cacahuete y mermelada y las dejáis aparte.

Si estuvierais en los Estados Unidos, como relleno del sándwich pondríais una buena hamburguesa auténticamente americana, que las que se hacen en casa los yanquis están muy buenas, nada que ver con las del McDonald’s. Pero como no estáis en Estados Unidos, en lugar de la hamburguesa americana sólo tenéis a “esa”, a la ex americana. Bueno, pues, cuando veáis que “esa” está distraída viendo la tele en el sofá, vais por detrás, la pilláis y la echáis a la sartén. Vuelta y vuelta y lista para meterla entre las dos lesbianas de molde. Y ya tenéis el sándwich americano montado. Apretadlo con las manos y dejadlo reposar unos minutos, para que “esa” vaya soltando su jugo entre las lesbianas de molde. Y cuando os canséis de mirar, os coméis el sándwich americano, con una cerveza Budweiser bien fresquita… So good!

La Polli-Carme Pollina

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Tags: ,


Acerca de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al principio ↑